Cuántika Studio

Falsos Positivos

Caso Desaparición de Jóvenes en Soacha

 
14002.png

Según el diario El Espectador (2018) Jaime Estiven Valencia Sanabria era un joven de 16 que cursaba el sexto de bachillerato en Soacha (Cundinamarca-Colombia). El 6 de febrero del 2008, salió a comprar el almuerzo y no volvió a su hogar.  Este fue llevado con engaños junto a otros jóvenes hacia Ocaña (Norte de Santander) con la promesa de obtener un trabajo bien remunerado. Ya en el lugar los uniformados asesinaban a los jóvenes y eran presentados como N.N, o como miembros de bandas criminales emergentes (Bacrim).

Después de 10 años en proceso legal contra los presuntos reclutadores, se halló culpable a Pedro Antonio Gámez, quien colaboró con las autoridades en la búsqueda de baja de pena, para dar información sobre los participantes de los asesinatos. Pedro Antonio aseguraba que cada que entregaba un hombre, ganaba alrededor de un millón de pesos (330 USD).  

La fiscalía hizo especial énfasis en que ninguno de los jóvenes que se encontraron en el caso habían pertenecido a un grupo armado, a una bacrim o tenían vínculos con el crimen, no obstante todos vivían en condiciones de bajos recursos, eran estudiantes o trabajaban modestamente.

Por otro lado según el reportaje del portal ¡Pacifista! (2015), las madres de estos jóvenes implicados resolvieron unirse con el objetivo hacerse escuchar a nivel nacional e internacional y no permitir que un país que tiende a olvidarlo todo, deje atrás esta pasado oscuro.  Es por ello que fueron premiadas con el galardón Constructores de Paz en Barcelona, por su constante trabajo y su búsqueda de la justicia.

A partir de esta tragedia se han dado a conocer casos que diariamente atentan contra los derechos humanos, y que en el peor escenario son causados por la misma fuerza pública.    

¿Por qué se identificó como un falso positivo?

  • En su mayoría eran jóvenes con diferentes discapacidades.
  • Las botas de los uniformes con los que se le encontraban a los cuerpos estaban nuevas y puestas a veces al revés.
  • Las madres generaban investigaciones por las desapariciones de sus hijos.